fbpx
Cerrar
Cómo jugar con la velocidad de obturación y el diafragma

Cómo jugar con la velocidad de obturación y el diafragma

La velocidad de obturación puede controlar dos cosas: el brillo de la fotografía y los efectos de movimiento, como congelar la acción o mostrarla difuminada (o borrosa) en la imagen.

El obturador es, digamos, el párpado de tu cámara. Éste permite o impide la entrada de la luz hacia el sensor a través del lente, y la velocidad es el tiempo que el obturador permanece abierto para tomar la foto.

Cuando la velocidad es lenta, el sensor recibe luz durante más tiempo, lo que causa que tus imágenes sean más brillantes. Además de la luz, con una velocidad lenta también se captura el movimiento. Esto quiere decir que, si le tomas fotos a una persona que está bailando, ésta aparecerá difuminada y borrosa.

¿Has visto las fotografías de personas que escriben o dibujan con luz? Esas fotos se toman con una velocidad de obturación lenta, lo que les permite escribir toda una palabra y crear figuras mientras el sensor recibe la luz y el movimiento.

Una guitarra acústica está en el suelo junto a varias portadas de discos de rock. La silueta de la guitarra está dibujada con luz.
Fotografía por: Maria Fdz Pellón

Con una velocidad de obturación rápida puedes hacer lo contrario y congelar al sujeto u objeto en movimiento. Si quieres tomar fotos de un partido de fútbol, por ejemplo, la velocidad rápida es la que te ayudará a obtener la imagen nítida de un jugador mientras corre a través del campo, sin ninguna difuminación.

En el caso de la velocidad rápida, debes tomar en cuenta que la cámara no tiene suficiente tiempo para recibir mucha luz, así que la imagen será oscura si no estás en un lugar bien iluminado.

Si necesitas tomar una fotografía con velocidad de obturación rápida en un lugar oscuro, el ISO y el diafragma pueden ayudarte a que el resultado no sea tan oscuro.

Una gota rebota sobre la superficie del agua.
Fotografía por: Eduardo P. Fernandez

¿Cómo puedes usar el diafragma y la apertura de la cámara a tu favor?

La luz que recibe la cámara viaja a través de la apertura que se encuentra dentro del lente. Si la apertura es amplia, más luz podrá entrar y viceversa. Esto quiere decir que cuando estás en un lugar oscuro y no quieres usar una velocidad de obturación lenta, una apertura más grande será la solución para obtener imágenes más claras.

El diafragma y la apertura son conceptos muy importantes en la fotografía porque afectan varios aspectos de la imagen, como la profundidad de campo. Así que lo mejor que puedes hacer como fotógrafo es conocer tus opciones a la hora de tomar fotos en distintas situaciones.

Fuente

Imagen destacada por: Omar Mariscal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami