fbpx
Cerrar
ad-image
#Trotamundos: Y tú qué eres, ¿turista o viajero?

#Trotamundos: Y tú qué eres, ¿turista o viajero?

¿Qué tienen que decir los expertos sobre la profesión de la fotografía? Descubre sus experiencias y nutre tu propia carrera con sus conocimientos, anécdotas y tips. En la primera entrada de #Trotamundos, nuestra nueva columna sobre fotografía de viajes, el fotógrafo Álvaro Martínez Vergara nos habla de su perspectiva sobre diferentes maneras de viajar.

Podría sonar que estos dos términos son sinónimos, pero en mi opinión están muy lejos de serlo. He tenido la oportunidad de estar en más de 12 países por lo que creo que encontré las diferencias precisas entre estos dos vocablos.

Esto no es una crítica a ninguna de estas dos formas de viajar, las dos formas son totalmente válidas y respetadas.

Álvaro Martínez

– Un turista tiene el tiempo muy bien medido, sabe perfectamente qué va a conocer cada día del viaje, las rutas exactas del transporte público para llegar a sus destinos. También sabe cuándo empieza y termina su viaje mientras que un viajero es más aventurero con el tiempo, incluso no sabe exactamente cuándo terminará su viaje.

– Un viajero no se preocupa por dónde va a llegar a dormir, sino que cuando se siente cansado y ya acabó su día, encontrará el lugar más cercano a su ubicación y ahí pasará la noche. No se preocupa por su equipaje ya que siempre lo trae consigo.

Fotografía de una bicicleta.
Álvaro Martínez

– Un turista trae su cámara de fotos en su cuello para fotografiar todos los monumentos, museos y momentos de su viaje. También se caracteriza por traer ropa cómoda para estar preparado ante cualquier contingencia que se presente.

Un viajero va en la búsqueda de lo exótico, de aquello que hace ser al país que visita el país que es. Está dispuesto a encontrarse con sorpresas en el camino.

Fotografía desde la ventana de un avión.
Álvaro Martínez

Un turista se sube al “turibus” para conocer todo lo que pueda y no perderse ni un detalle mientras que el viajero recorre la ciudad en bicicleta y posiblemente se pierda en el camino, pero conocerá diferentes cosas que quizás sean más gratas.

– Un viajero se mete por callecitas para ver si encuentra algún restaurante/café local mientras que el turista va por la avenida principal y come en alguna cadena de restaurantes nacional/internacional.

Fotografía del atardecer en una playa.
Álvaro Martínez

Repito lo que dije arriba, cualquier forma de viajar es válida. Yo considero que combino un poco de las dos ya que me gusta ser muy organizado con los tiempos pero también me gusta mucho conocer lugares locales, practicar algún deporte que se practique en aquel país, estar expectante de que puedo aprender de la cultura, conocer gente que me platique cómo es vivir donde vive, aprender un poco del idioma, dar la vuelta en bicicleta y por supuesto comer la típica comida del lugar donde me encuentro.

Álvaro Martínez

Entonces, después de haber leído todas estas diferencias, ¿a cuál de las dos categorías consideras que aplicas? ¿Viajero aventurero o turista cronometrado? Sea cual sea tu respuesta, recuerda que no hay nada más grato y único que viajar, ya que ningún viaje se puede repetir. Por más que viajes de regreso a tu lugar favorito, siempre será diferente. Así que disfruta cada escapada que hagas, vívela al máximo y no pares de viajar.

Imagen destacada por Alvaro Martinez (¡Portafolio disponible en capptu.com!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami