fbpx
Cerrar
Fotografía extraña y personal: 3 consejos de Henry Carroll

Fotografía extraña y personal: 3 consejos de Henry Carroll

Todos pasamos la mayoría del tiempo haciendo pequeños ajustes en nuestro comportamiento para que nuestra presencia no sea molesta o incómoda para los demás. Incluso en la reunión más casual, queremos reírnos de los chistes sin llegar a reírnos demasiado y evitamos ser la persona que hace un chiste extraño o inapropiado.

Mientras algunos vivimos con este miedo a cruzar líneas, a mostrar que no somos normales (nadie lo es) y que nuestra mente está llena de pensamientos francamente perturbadores, otros se sienten mucho más cómodos al mostrar los lados excéntricos de su personalidad. Por supuesto, qué tanto estamos dispuestos a exponer u ocultar es una decisión personal, pero al menos este ámbito de nuestras vidas debería tener acceso a lo más extraño que guardamos: el arte y lo que hacemos para expresarnos creativamente.

Si la fotografía es el medio creativo que te interesa, los siguientes consejos que Henry Carroll comparte en su libro Read This If You Want to Take Great Photographs te ayudarán a tomar fotos más interesantes gracias a tu punto de vista particular.

Romper las reglas

Para hablar de esto, Carroll muestra una fotografía de Bill Brandt que reúne casi todos los errores básicos que un fotógrafo puede cometer. Es el retrato del pintor Francis Bacon con una composición que genera ansiedad: las incómodas líneas guía llevan nuestra mirada hacia los bordes de la imagen, el horizonte tosco aparece en la mitad de la cabeza del sujeto que, además, está en la otra orilla de la foto y su mirada va hacia la nada porque ahí termina el marco.

Un crítico demasiado enfocado en las reglas de la composición odiaría ese retrato. Sin embargo, los mejores fotógrafos no siguen las reglas ciegamente porque adaptan esos conocimientos a cada caso. Y en el caso de Francis Bacon, un pintor cuyo trabajo presenta cabezas deformes y otros motivos que podrían considerarse “grotescos”, un retrato así de indisciplinado es, en realidad, perfecto.

Retrato de una chica en la naturaleza.
Fotografía por Vinicius Yuri (¡Disponible en capptu.com!)

Belleza inesperada

“Los fotógrafos promedio imitan la belleza. Los grandes fotógrafos crean la propia.”

Según Carroll, los elementos tradicionalmente fotogénicos como los atardeceres, las flores bonitas y los globos aerostáticos son los que menos ofrecen la poesía visual y las historias que una buena foto necesita. Como ejercicio, trata de hacer búsquedas más personales, enfocando precisamente lo que siempre intentamos esconder, omitir o maquillar. Ahí encontrarás tu propia versión de la belleza, una mucho más profunda y satisfactoria.

La importancia de la intriga

Al hablar de fotografía, un tema muy común es la importancia de contar historias. Esto es relevante para dar profundidad, pero no se trata de contar historias completas: se trata de incluir elementos que puedan estimular interpretaciones o diferentes versiones de una historia en nuestras mentes. Como fotógrafo, no tienes la obligación de explicarte.

El ejemplo de Carroll: un retrato no tiene que incluir al sujeto. Los humanos dejamos rastros, pistas, pedazos de nuestra historia en todas partes y en los objetos que tocamos. Fotografiar eso es una forma de capturar a un fantasma, de evocar mucho con poco.

¿Qué quieres evocar tú? ¿Cuál de estos consejos pondrás en práctica en tu siguiente sesión de fotos?

Imagen destacada por Vinicius Yuri (¡Portafolio disponible en capptu.com!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami