fbpx
Cerrar
ad-image
¿Qué puedes lograr al mezclar la fotografía y el diseño gráfico?

¿Qué puedes lograr al mezclar la fotografía y el diseño gráfico?

Los fotógrafos descubren su estilo personal con el tiempo. Durante los primeros meses o años de práctica, un fotógrafo suele tener una idea vaga de lo que le interesa: tal vez prefiere tomar retratos de amigos y conocidos en lugar de fotos de edificios o fachadas, tal vez disfruta capturar imágenes misteriosas en blanco y negro y evita la mezcla de colores más variados. Aunque eso es completamente natural y vale la pena tomar millones de fotografías hasta encontrar un estilo de forma intuitiva (por gusto, por diversión), también es importante experimentar con lo que al principio no nos atrae tanto: un estudio más detallado de la imagen, los colores, la simetría y las proporciones.

Para guiarte un poco más, compartimos tres ideas con las que puedes ejercitar tus habilidades relacionadas con el diseño gráfico sin dejar de lado la fotografía:

Collage fotográfico

Parece una idea sacada de la pared llena de recortes de una adolescente pero, además del hecho de que las adolescentes son increíblemente creativas y muchos fotógrafos “serios” tienen mucho que aprender de ellas, puedes obtener excelentes resultados divertidos e interesantes gracias a un collage fotográfico. La combinación de diferentes escenas y situaciones te dará más libertad para contar una historia, intrigar a tu audiencia o simplemente diseñar algo visualmente atractivo que sin duda puede agregar más impacto en cualquier portafolio.

Te recomendamos el trabajo de David Hockney, el fotógrafo inglés que crea collages con fotografías de detalles tomados con una Polaroid para obtener composiciones interesantes de la imagen general.

Fotografía de un edificio.
Fotografía por Salvador Cueva

Diseño editorial

No existe una manera única de mezclar imágenes y texto. Combina la libertad de la experimentación visual con las ideas del diseño editorial y las tipografías para crear una experiencia placentera para el lector: desde lo minimalista hasta lo escandaloso. No olvides que las ideas no vendrán a ti si no tienes muchas referencias para inspirarte: busca “diseño editorial” en Pinterest y persigue todo lo que te llame la atención o retoma tus revistas favoritas. Como fotógrafo, probablemente trabajas mejor con imágenes que con palabras, pero siempre es bueno ejercitar otras habilidades y expresar por otro medio (como la escritura) lo que ya sabes expresar con la fotografía.

¡Te recomendamos el trabajo de Paula Scher!

Fotografía de una fachada.
Fotografía por Salvador Cueva

Conceptos abstractos

La idea de que un fotógrafo simplemente captura imágenes bonitas sólo porque son bonitas es aburrida y limitante. Ese puede ser el objetivo inicial, pero con el tiempo cada fotógrafo empieza a concebir ideas más únicas, las cuales no siempre son fáciles de encontrar y capturar en cualquier lugar. Sin embargo, con la ayuda del diseño gráfico, la edición y la fotografía construida, un buen fotógrafo es capaz de producir proyectos más abstractos que se alejan de los clichés y las obviedades. Por ejemplo: ¿Cómo comunicar tristeza sin mostrar a alguien llorando? ¿Cómo expresar algo sobre el amor romántico sin mostrar a una pareja? Ese puede ser tu próximo reto fotográfico.

¡Ejercita estas ideas en los próximos días y muéstranos los resultados!

Imagen destacada por Salvador Cueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami