fbpx
Cerrar
ad-image
#Foodporn: 5 tips para tomar mejores fotografías de comida

#Foodporn: 5 tips para tomar mejores fotografías de comida

Todo el mundo come. La humanidad tiene una relación especial con la comida y el acto de sentarse a comer: desde el burrito ligeramente frío que pides a domicilio para cenar solo en tu departamento, hasta el banquete navideño que tienes la oportunidad de disfrutar con familia y amigos. Como dato científico, la cocina (específicamente el hecho de preparar nuestros alimentos con la ayuda del fuego) nos permitió evolucionar con mayor rapidez porque descubrimos cómo aprovechar más los nutrientes y la energía que ofrecen.

Esa historia compleja nos lleva a algo que parece trivial pero no lo es: la fotografía publicitaria de comida. También conocida como #foodporn, las fotografías que resaltan los aspectos más apetitosos de ciertos platos son muy valiosas, tanto para el mercado de las imágenes que las marcas comparten en sus redes sociales como para nosotros como consumidores de estas imágenes que logran compensar el hecho de que no podemos oler una foto (hasta ahora).

Todos nuestros sentidos están involucrados en la experiencia completa de comer algo delicioso. Entonces, como fotógrafo, ¿cómo puedes lograr que alguien se ponga a babear al ver tus imágenes de comida si sólo cuentas con el aspecto visual? ¡Te compartimos algunos tips!

Piensa en el ángulo

Antes de decidir cuál es el ángulo que funcionará mejor para tus propósitos, toma en cuenta lo que estarás fotografiando: ¿Cuál es su forma, su tamaño, su altura? ¿Qué hace que ese plato en particular sea único y llamativo? Con esto en mente, serás capaz de experimentar y elegir el ángulo que destaca lo que te interesa, como su ingrediente principal si tomas la foto de un pastel decorado desde arriba.

Fotografía publicitaria de comida.
Fotografía por Alberto Leal

Piensa en el fondo

Tal vez prefieres el minimalismo, pero para darle más profundidad a tu imagen es conveniente que rodees la comida con objetos que puedan ofrecer contexto. No agregues objetos al azar: habla de su proceso de preparación al mostrar los ingredientes usados y busca los utensilios más interesantes que combinen con la historia que quieres contar sobre ese plato o restaurante en particular: ¿Cuál es su estilo? ¿Es rústico y hogareño o un poco más moderno? ¡No olvides la importancia de contar una buena historia!

Piensa en la luz

Nuestros ojos automáticamente se enfocan en el punto más brillante de la imagen. Tienes que considerar esto para no cometer un error muy común: cuando lo que está más iluminado no es lo más importante y sólo distrae la mirada. Ya hemos compartido otros tips de iluminación que también te servirán en estos casos. ¡Corre a leerlos y recuerda los efectos interesantes de las sombras y los contrastes!

Fotografía publicitaria de un postre.
Fotografía por Alan Mayoral

Piensa en las líneas guía

Hablando de distracciones, es posible que los dos puntos anteriores te parezcan contradictorios: ¿Cómo agregar contexto con diferentes objetos sin que la comida pierda protagonismo? Las líneas guía te pueden ayudar con eso: usa esos objetos (los cubiertos, por ejemplo) como flechas que apuntan sutilmente hacia la comida. Te recomendamos el artículo completo sobre las líneas guía para que no falles en el intento.

Piensa en el color

Como la luz y las líneas, el color también sirve como guía. Procura que los colores más llamativos (el rojo, por ejemplo) estén en la comida y no en los objetos acompañantes, los que deben tener colores un poco más neutrales. Por otro lado, no exageres con la edición: cuando se trata de comida, la naturalidad es más favorecedora que lo artificial de los filtros.

¡Ahora ponlo en práctica y comparte los resultados más vivaces y atractivos!

Fuente

Imagen destacada por Alan Mayoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Bitnami