fbpx
Cerrar
ad-image
Errores más comunes de los fotógrafos amateur

Errores más comunes de los fotógrafos amateur

Por la popularidad de la fotografía móvil y de plataformas como Instagram, muchos fotógrafos se quejan de que “ahora todos se creen fotógrafos”. La frase es un ejemplo de gatekeeping, una expresión que se refiere a la forma en que algunas personas pretenden decidir si puedes ser parte de una comunidad o identidad (la de fotógrafo, por ejemplo) al juzgar tus aptitudes o conocimientos sobre el tema: ¿Te gusta la fotografía? A ver, ¡dime todos sus discos en orden alfabético!

Lo negativo (y contraproducente y fastidioso) del gatekeeping es que ninguna persona nace con un perfecto control de la profundidad de campo y el proceso de aprendizaje nunca termina. La fotografía está en constante evolución tecnológica y artística, lo que nos atrae visualmente cambia todo el tiempo, por lo que incluso un fotógrafo con una década de experiencia tiene muchas cosas de aprender.

Entonces, en lugar de desalentar a los fotógrafos amateur por cometer errores comunes, hablemos de esos errores para que 1) puedan evitarlos fácilmente y 2) continúen su proceso de aprendizaje.

Editar demasiado (o muy poco)

Este punto, como todos, es subjetivo y depende del estilo de cada fotógrafo. Algunos crean imágenes impresionantes gracias a sus habilidades de edición y otros tiene un gran ojo para capturar momentos atractivos sin abandonar el realismo. Sin embargo, vale la pena mencionar que al principio, cuando nuestro ojo no está entrenado y no conocemos muchos estilos y técnicas fotográficas, creemos que lo más impactante es LO MÁS SATURADO Y CON TODO EL CONTRASTE Y TODOS HIGHLIGHTS.

Así como leer frases en mayúsculas nos espanta un montón y nos hace sentir que están gritando, una foto con una edición exagerada es abrumadora y poco placentera para la mirada. ¡Busca un balance que funcione para ti!

Fotografiar poses poco naturales

Ningún fotógrafo trabaja con modelos o actores profesionales al principio. Por eso es un poco desatinado pedirle a tu amiga, tu hermano o tus primos que traten de posar como los modelos de la última revista que viste en el dentista o que “actúen de manera natural”. Los resultados, por lo general, son súper incómodos: los humanos somos muy buenos para notar cuando la gente está fingiendo.

Dirigir a los modelos no es nada fácil, pero un tip rápido es enfocarte en las emociones en lugar de las poses. ¿De qué se trata la escena? ¿Cuál es la situación y qué emoción quieres generar con ella? Si generas esa emoción de manera natural al hablar con los sujetos, al incitar sonrisas reales o una expresión genuina por medio de la conversación, tus fotografías mejorarán mucho.

Descuidar el horizonte

Este es un error muy básico pero muy fácil de cometer: los horizontes que no están rectos pero tampoco alcanzan el ángulo holandés que suele ser intencional. Si tomas un retrato en la playa, por ejemplo, asegúrate de que el horizonte siempre esté recto. Puedes hacerlo al tomar la foto (la mayoría de las cámaras tienen líneas guía que te pueden ayudar) o corregirlo fácilmente en la edición.

Esto es importante porque, en general, nuestra mirada ama la simetría. Por eso también es importante que cuides la posición del sujeto en los retratos: si te encanta el estilo de composición de las películas de Wes Anderson y quieres tomar un retrato centrado, asegúrate de que esté realmente centrado o no un poco más a la izquierda o derecha.

Enfocar las partes incorrectas

En Enfoque fotográfico: ¿Cuál es la intención de tu foto? tocamos este tema con más detalles y ejemplos, pero como tip rápido, recuerda que el enfoque es uno de los aspectos más importantes de la fotografía. Si enfocas cualquier objeto al azar, sin saber por qué estás enfocando eso, tu fotografía no generará interés por la falta de intención, de razón de ser o historia principal.

¿Has cometidos estos y otros errores? Seguramente, pero recuerda que los errores no son una tragedia. Incluso podríamos pensar que los estilos fotográficos más interesantes y atractivos son “errores” reinterpretados, aprovechados para generar diferentes efectos visuales y utilizados con intención (siempre con intención). Lo mejor que puedes hacer es cometer más y mejores errores.

Fuente

Imagen destacada por Jesús Sánchez Flores (¡Portafolio disponible en capptu.com!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami