fbpx
Cerrar
El dinero y otros temas tabú para las marcas

El dinero y otros temas tabú para las marcas

Todos sabemos que la vida es dura. Por eso las marcas buscan convertirse en un escape o un alivio para sus consumidores ofreciendo un producto o servicio consistentemente bueno en medio del caos y la incertidumbre. Gracias a eso, el trabajo de muchos publicistas consiste en asociar a las marcas con conceptos positivos.

Esa positividad excesiva ha funcionado por mucho tiempo, pero los consumidores modernos están pidiendo más. Cada vez somos más exigentes y estamos más informados, por lo que nos parece refrescante que una marca sea franca, directa y realista. Un buen ejemplo de esto es la columna Money Diaries del medio Refinery29.

A pesar de que el subtexto de todo producto publicitario es “cómprame” o “gasta en mí” (ya sea dinero, tiempo o atención), las marcas que sólo quieren ser relacionadas con cosas positivas no se atreven a hablar de un tema tan relevante como el dinero. Las razones son obvias: en general la economía es un desastre y se trata de un tema que preocupa a muchas personas. Por eso una columna como Money Diaries, en la que mujeres jóvenes narran con detalles y cifras en qué gastan dinero a través de un día, parece un atrevimiento riesgoso.

Claramente es un riesgo, y eso se puede notar en los comentarios que reciben las entradas: críticas constructivas y destructivas para las que gastan mucho en productos no esenciales, y alabanzas para las que viven con mayor prudencia. A pesar de los comentarios, el ejercicio de pensar en cada uno de nuestros gastos es muy necesario. Por esa razón la columna tiene tantos lectores involucrados y otras discusiones similares también están ganando una audiencia curiosa que quiere informarse sobre el tema.

En el podcast Bad With Money, por ejemplo, la escritora Gaby Dunn habla francamente sobre dificultades económicas con sus invitados, incluyendo los temas que aprendemos de golpe cuando comenzamos a ser independientes. Sus episodios no contienen una serie de consejos financieros: cada uno trata de articular las cosas por las que casi todos pasamos, pero que nos da vergüenza expresar. Temas tabú como las deudas y la inestabilidad laboral que muchísimos millennials están viviendo, y las razones detrás de esos problemas.

Así como las películas de terror tienen tantos fanáticos, las audiencias están listas para enfrentar y dejar de esconder realidades poco felices, y están exigiendo lo mismo de las marcas que consumen críticamente.

Todo esto no quiere decir que las marcas se pasarán al lado oscuro y llenarán sus comerciales de estadísticas deprimentes que exponen cómo el mundo se está destruyendo. Quiere decir que de ahora en adelante muchas dejarán de infantilizar a sus clientes y no tendrán miedo de mostrarse con más realismo.

Fuente

Imagen destacada por: Daniela Anaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami