fbpx
Cerrar
Los efectos positivos y negativos de tomar muchas fotografías

Los efectos positivos y negativos de tomar muchas fotografías

Según Henri Cartier-Bresson, tus primeras 10,000 fotografías son las peores. Aunque hay mucha sabiduría en esa idea, tenemos que tomar en cuenta que el fotógrafo francés empezó a interesarse por la fotografía alrededor de 1928, época en la que el panorama de la fotografía era muy, muy diferente al actual. Ahora, alguien sin ningún interés en la fotografía como profesión puede alcanzar ese número en poco tiempo. Con eso en mente, ¿cuáles son los efectos de la fotografía en nuestros cerebros, nuestra percepción y comportamiento? ¿Qué nos hace diferentes a las personas de la época de Cartier-Bresson?

Las selfies distorsionan nuestra imagen

Como lo hemos discutido en artículos anteriores (En defensa de las selfies: el autorretrato y sus antecedentes), la mala fama de las selfies es bastante injusta porque, en resumen, su popularidad nos da más poder de decisión al presentar nuestra imagen. Sin embargo, tenemos que admitir que también tiene efectos negativos, como lo muestra el siguiente video de WIRED en el que un cirujano plástico cuenta que muchos de sus pacientes llegan a su consultorio con esta queja: “Mira lo grande que se ve mi nariz en esta selfie.”

Las quejas lo llevaron a investigar con más detalle la manera en que la selfie distorsiona las proporciones del rostro debido a la poca distancia entre la cámara y el sujeto (aumentando el tamaño de la nariz hasta un 30%). En resumen, diferentes factores como la distancia, el ángulo y la iluminación pueden cambiar tu cara en las fotos, así que no dejes que una selfie poco favorecedora arruine tu día.

(Te recomendamos este artículo que incluye un ejemplo increíble de cómo la dirección de la luz puede cambiar un rostro: Sombras y dirección de la luz: tips de iluminación)

Las experiencias son menos placenteras si nos enfocamos en compartir fotos

Otro efecto negativo está más relacionado con el uso excesivo de redes sociales que con el acto de fotografiar algo. En el caso de las experiencias que no son principalmente visuales, como un concierto, tomar demasiadas fotos puede afectar el recuerdo del evento de forma negativa. Además de eso, compartir las fotos en el momento te hace preocuparte por la manera en la que te presentas y por lo que otras personas piensan de ti, lo que te saca de la experiencia.

Tip: disfruta la música, la cena, la fiesta o la exhibición de arte y toma las fotos que quieras, pero procura compartirlas después.

(Si de todas maneras no puedes evitar tomar mil fotos de tu comida, te recomendamos este artículo: #Foodporn: 5 tips para tomar mejores fotografías de comida)

La fotografía te obliga a estar más presente

Por el lado positivo, en una de las partes más interesantes del video anterior comparan la perspectiva de un fotógrafo profesional y del presentador (alguien sin mucha experiencia en este ámbito) al fotografiar algo. Con la ayuda de un dispositivo de rastreo ocular, descubren que hay una gran diferencia entre ambos: el fotógrafo se dedica a observar lo que está a punto de capturar, rodeándolo y notando lo que atrae su atención antes de usar la cámara, mientras el presentador lo mira todo a través de la pantalla de su teléfono (perdiendo gran parte de la experiencia de observación directa).

Parece un detalle trivial, pero indica que el fotógrafo entrenado está mucho más presente en la situación, ofreciendo más riqueza en el producto final.

La fotografía te vuelve más detallista

Relacionado con el punto anterior, este comercial de Canon es otro ejemplo interesante que se enfoca en la manera de leer una foto. Para este experimento también utilizan un dispositivo de rastreo ocular, pero los participantes son una persona sin experiencia en la fotografía, un estudiante de fotografía y un fotógrafo profesional.

¿La diferencia? Se detectaron 212 movimientos oculares en la persona sin experiencia fotográfica, 445 en el estudiante de fotografía y 1,197 en el fotógrafo profesional. Sin duda, la práctica y la dedicación te lleva a ser mucho más analítico y sacarle más provecho a tu campo visual.

En conclusión, los efectos de cualquier actividad dependen (en gran medida) de nosotros. Las facilidades que nos ofrecen las herramientas tecnológicas nos pueden dar más tiempo y energía (lo que antes se usaba en el largo proceso de revelado y al cargar equipos pesados) para desarrollar nuestro talento y tener experiencias más profundas si así lo decidimos.

Imagen destacada por Jesús Sánchez Flores (¡Foto disponible en capptu.com!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami