Cerrar
Intuición y ritmo: tips de edición de video

Intuición y ritmo: tips de edición de video

El trabajo del editor de video no es particularmente glamoroso: no recibe mucha atención y lo que algunos imaginan del día a día de un editor es un cuarto oscuro, una o más pantallas con miles de clips, y la tarea tediosa de armar una secuencia a partir de esas tomas grabadas por alguien más cool con un trabajo más emocionante.

Sin embargo, me atrevo a decir que la mayoría de las veces que nos conmovemos, asustamos o emocionamos por una escena tenemos que agradecerle a una buena edición. Un buen corte, una buena transición en el momento oportuno, puede darle muchísima profundidad a una historia que sería un desastre con una edición diferente.

El siguiente video de Every Frame a Painting contiene una serie de ejemplos sacados principalmente del cine clásico y de culto (y de Star Wars). Estos ejemplos nos permiten notar claramente las diferencias entre una escena con una edición poderosa y efectiva y una escena equivalente que no es técnicamente mala, pero que no provoca las mismas emociones.

¿Cómo puedes afinar tus habilidades para cortar en el momento adecuado? ¿A qué tienes que prestarle atención?

Si te interesa el cine, o el video comercial y publicitario, lo mejor que puedes hacer es ver todo tipo de videos (buenos y malos) y prestarle atención a lo que sientes en cada momento. Si una escena te hace llorar, termina de llorar y repite la escena con tu atención puesta sobre los cortes y las transiciones, preguntándote esto: ¿Cómo lograron hacerme llorar (más allá de contar una historia sobre un perrito que muere)? ¿Cuántos segundos duró la toma de la mirada nostálgica o cómo la conectaron con la siguiente toma?

Los malos ejemplos también ayudan. Analiza el comercial que te desagrada y descubre por qué te incomoda tanto: además de la actuación falsa y el tono condescendiente, ¿qué tanto puedes culpar a una mala edición por el efecto negativo que tiene sobre ti? ¿La acción no está sincronizada con la música? ¿La toma de la sonrisa poco natural dura demasiado tiempo? ¿O la interacción entre las dos personas es tan rápida que resulta imposible conectar con la situación?

Como lo mencionan en el video anterior, pocos segundos pueden hacer una gran diferencia.

Por último, lo que más te servirá a la hora de editar es tu intuición. Existen los tips, pero no las reglas estrictas. Por eso es importante que aprendas a escucharte a ti mismo y lo que sientes al ver el resultado: para que seas capaz de generar la reacción que quieres generar en tu audiencia.

Imagen destacada por Ilse Estefania Ibarra García

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Bitnami