fbpx
Cerrar
Buyer Persona: qué es, cómo crearlo y por qué es relevante

Buyer Persona: qué es, cómo crearlo y por qué es relevante

La publicidad pierde el encanto cuando está dirigida a una masa gris de consumidores o números sin alma, sin individualidad y cultura. Cuando el publicista sabe que quiere conectar con alguien pero no sabe con quién. Claro que ninguna marca puede conocer directamente a cada uno de sus clientes potenciales, pero es posible conocer lo que tus clientes ideales tienen en común, las ideas e intereses que los caracterizan y más.

¿Por qué es necesario conocer algo tan abstracto como sus ideas cuando podrías simplemente conocer algo concreto como su edad y género? Porque la edad y el género no dicen mucho (francamente no dicen nada) sobre lo que despierta la atención, las emociones y la acción de tu cliente ideal. Es decir: la verdadera sustancia de una campaña publicitaria exitosa.

¿Qué es el Buyer Persona?

Si trabajas en publicidad, seguramente has escuchado las palabras Buyer Persona miles de veces. Sin embargo, vale la pena repasar el concepto para que seas capaz de crear uno que funcione para ti, incluyendo lo que le interesa a tu marca y descartando lo que no.

En pocas palabras, el Buyer Persona es el perfil descriptivo (basado en investigación) de ese cliente o clientes ideales que mencionamos. ¿Cuál es su utilidad?

Por el lado práctico, este perfil te ayuda a ver cuáles son los problemas de tus clientes y cuáles son las soluciones que tu producto o servicio puede ofrecer. Por el lado más creativo, un perfil que incluye gustos estéticos (minimalismo y colores pasteles) e intereses sociales (diversidad cultural y feminismo interseccional) te permitirá crear una identidad visual atractiva para tu cliente: algo imposible de hacer si sólo sabes que tu cliente ideal es una mujer de 25-30 años.

Retrato de una chica usando un suéter negro y lentes de sol.
Fotografía por Lalo Aldaz (¡Disponible en capptu.com!)

¿Cómo crear los Buyer Personas de tu marca?

Después de conocer los datos básicos como género, edad, nivel de ingresos, educación y ocupación, pregúntate cuál es la información más relevante para tu marca. Por ejemplo, si quieres enfocarte en tu manera de comunicar las cosas, puedes investigar los medios de comunicación favoritos de tu cliente ideal: ¿Qué tipo de temas tocan y qué tan especializados son? ¿Usan lenguaje casual o formal? Tal vez la seriedad excesiva de tu comunicación está ahuyentando a tus clientes y no lo sabes (el Buyer Persona te ayuda a llegar a este tipo de revelaciones).

“¿Pero saber el nivel de educación no resuelve eso?” Nope. Las personas pueden tener un nivel de educación muy alto y odiar las palabras rebuscadas o la formalidad innecesaria. Lo que me lleva al siguiente punto: crear un Buyer Persona no es crear una caricatura de tus clientes. Es reconocer que todos tenemos muchas cosas en común y eso no nos convierte en una masa homogénea. Los estereotipos sólo te harán perder clientes.

Como tip general para que no te quedes en la superficie de los temas y alcances las mejores revelaciones, intenta responder otras preguntas de seguimiento (en el ejemplo de los medios de comunicación favoritos, la pregunta de seguimiento es la del lenguaje casual o formal). Ejemplo: ¿A tu cliente ideal le gusta viajar? ¿Suele visitar los lugares más turísticos o prefiere explorar los pueblos no tan conocidos? Como a casi todos nos gusta viajar, poca información útil saldrá de esa pregunta, pero la de seguimiento dice mucho más sobre lo que realmente despierta el interés del cliente.

En la segunda parte de este artículo explicamos por qué el Buyer Persona sigue siendo relevante para las estrategias de Marketing Digital y Social Media, cuáles son las tristes consecuencias de no conocer a tu audiencia y cómo evitarlas.

Fuente

Imagen destacada por Lalo Aldaz (¡Disponible en capptu.com!)

banner Capptu Cameo22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Bitnami