Cerrar
Teoría del color: conceptos básicos para tomar mejores fotos

Teoría del color: conceptos básicos para tomar mejores fotos

El color es muy importante. Si te interesa la fotografía, esa idea seguramente te parece obvia, pero así como podemos reconocer que el color es importante, podemos dedicarle muy poco tiempo y atención. Se trata de una idea que ignoramos con facilidad precisamente porque parece obvia: si el color está en todas partes, aprenderemos a usarlo de manera intuitiva, ¿cierto? No necesariamente.

Los siguientes conceptos de la teoría del color, los cuales toman en cuenta lo emocional tanto como lo técnico, te orientarán a la hora de crear imágenes efectivas de acuerdo a tus propósitos.

Saturación y valor

La saturación se refiere a la intensidad del color y el valor indica el brillo y la oscuridad del mismo. Ambos conceptos son indispensables porque, aunque uses los colores correctos, el mal uso de la saturación y el valor puede arruinar una imagen.

Si toda tu fotografía está demasiado saturada, por ejemplo, no estás dejando espacio para que los ojos descansen: ¡Los descansos son muy necesarios! No exagero: esto puede cambiar (para mal) el humor de la persona que mira la foto.

Estoy segura de que no quieres irritar a nadie con una fotografía escandalosa. Lo mejor que puedes hacer es utilizar la saturación y el valor con intención. Si deseas darle poder al elemento más importante de la imagen, puedes aumentar la saturación en el lugar que quieres resaltar: como el color de la ropa en el caso de un sujeto principal.

También puedes cambiar (para bien) el humor de las personas que ven la foto. Si quieres hacerlas sentir más felices o animadas, puedes aumentar la saturación para acentuar los colores vivos que representan la calidez y la alegría del momento. (Recuerda que no tienes que acentuar todos los colores. En el siguiente artículo sobre teoría del color te explicaré con más detalle cómo elegir los más óptimos.)

¿Y si quieres que se sientan tristes o conmovidas? El uso de colores más fríos (como los azules) y poco saturados puede señalar soledad o aislamiento. Los ejemplos más claros son los más intuitivos, pero es importante que domines lo básico para que más adelante seas capaz de crear tu propio lenguaje como fotógrafo.

Digamos que, para ti, aumentar el valor de algunos colores para darles más brillo significa que tus sujetos o personajes están en un estado de ensueño o irrealidad. Si construyes un estilo consistente con el tiempo, tu audiencia aprenderá tu lenguaje y entenderá qué quieres decir con cada escena.

Todo esto te permitirá contar historias menos monótonas, historias que nos hacen pasar por viajes emocionales más dinámicos y memorables porque aprendiste a guiar las miradas a los lugares correctos.

En la segunda parte de este artículo sobre teoría del color aprenderás a utilizar las armonías de color con la ayuda del círculo cromático. ¿Estás listo?

Fuente

Imagen destacada por Álvaro Martinez

Vende tus fotos Capptu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Bitnami