Cerrar
Realismo y práctica efectiva: ¿Cómo trabajan los mejores publicistas?

Realismo y práctica efectiva: ¿Cómo trabajan los mejores publicistas?

En un artículo anterior hablamos sobre el estilo de vida de los mejores publicistas, cómo usan su tiempo libre y cómo mantienen viva su creatividad en cada momento. Ahora nos toca hablar sobre el horario laboral y cómo los publicistas pueden aprovecharlo de una manera inteligente, según los expertos.

Ejercita la práctica efectiva

El siguiente video de TED-Ed sobre la práctica efectiva explica cómo las prácticas consistentes cambian nuestros cerebros. Más allá del tiempo que pasamos practicando algo, el verdadero éxito de la práctica está en su calidad: consistencia, concentración y un enfoque especial en nuestras debilidades.

Sabemos esto gracias a estudios que han mostrado que muchos atletas, músicos y bailarines exitosos pasan de 50 a 60 horas por semana en actividades relacionadas con su profesión. Para hacerlo efectivamente, dividen su tiempo en múltiples sesiones de práctica diaria con duración limitada (sabiamente, porque otros estudios indican que muy pocas personas pueden concentrarse en algo por más de 6 minutos).

No te identifiques con tus debilidades

Así como la práctica efectiva se enfoca en las debilidades, para mejorar en cualquier ámbito es necesario que no nos identifiquemos con ellas. La aceptación es una palabra bonita que encontrarás en muchos libros de autoayuda, pero adoptar la etiqueta de “persona desorganizada” como si fuera una característica inamovible no te ayudará a trabajar en ello. Lo mejor que puedes hacer es recordar que nuestros cerebros son flexibles y podemos entrenarnos para ser mejores.

La aceptación es necesaria para reconocer que los defectos existen, siempre y cuando también reconozcamos que mañana podemos dar un paso más hacia una nueva dirección.

Maneja tu tiempo de forma realista

Según Julie Morgenstern, experta en productividad y manejo de tiempos, algunas personas tienden a ser realistas en cuanto al tiempo, mientras otras son más optimistas. Esto quiere decir que los optimistas llenamos nuestra lista de pendientes con más cosas de las que podemos manejar en un solo día sólo porque nos gustaría hacerlas (generando una decepción inevitable al final del día).

Por suerte, podemos empezar a ser más realistas. Para lograrlo, tienes que hacer algunos cambios: Antes de aceptar una nueva tarea, piénsalo bien y considera cómo encaja en tu horario (¡analiza tus prioridades!). También es útil dividir tus tareas de acuerdo al nivel de concentración que cada una necesita y preguntarte esto: ¿Cuáles son tus horas más productivas? Para la mayoría de nosotros son las primeras horas del día, así que conviene reservar las mañanas para el trabajo que requiere más energía mental.

Por último: conócete a ti mismo. Tal vez alguien más (alguien ideal que no revisa sus notificaciones cada 3 minutos) puede terminar cierta actividad en una hora, pero siempre tienes que pensar en tu ritmo personal para que tus pendientes sean más factibles.

Cualquiera de estos tips es inútil si no lo ajustas a tu temperamento. Con el tiempo, tú descubrirás tu manera más óptima de trabajar, escuchando lo que los expertos dicen sobre los aspectos más generales para aplicarlo a lo particular de tu vida.

Imagen destacada por Tania Moya

Compra fotos Capptu banner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Bitnami