Cerrar
¿Cómo funcionan los patrones oscuros en apps y sitios web?

¿Cómo funcionan los patrones oscuros en apps y sitios web?

¿Qué tan cómodo te sientes al usar apps y visitar páginas web? ¿De qué manera reconoces que una app es confiable o que un sitio web merece tu atención? Cuando la experiencia de uso o navegación te hace sentir bien, tienes que agradecerle al diseño.

El buen diseño (gráfico y de interfaz) tiene un efecto positivo en prácticamente todo lo que hacemos en Internet, pero el diseño también genera las experiencias negativas que acumulamos en muchas plataformas gracias a los patrones oscuros.

La definición formal de los patrones oscuros es esta: son las características del diseño de interfaz elaboradas para que los usuarios hagan cosas que no necesariamente quieren hacer, pero que benefician al negocio que las utiliza.

En palabras más simples, son los trucos en los que caemos en muchas apps y páginas web: los que nos llevan a comprar algo que no queremos comprar, a suscribirnos a una newsletter que no nos interesa, o a dar click por error a un anuncio publicitario que nos lleva a otra página desconocida.

En el siguiente video, The Nerdwriter explica varios de estos trucos. Desde lo increíblemente difícil que es eliminar una cuenta de Amazon, hasta los causantes de los problemas legales que le costaron 13 millones de dólares a LinkedIn por enviar mensajes a los contactos de sus usuarios sin su consentimiento.

Como lo mencionan en el video, nuestro comportamiento al utilizar las plataformas es intuitivo y bastante automático. Intuitivamente aprendemos a usarlas y a encontrar lo que buscamos gracias a nuestras experiencias previas y al uso del color, e intuitivamente llegamos a la conclusión de que una marca es de mala calidad (sin darle la oportunidad de demostrar lo contrario) si su presentación (como su sitio web o las imágenes que suben a sus redes sociales) es engañosa y poco atractiva.

Al final del día, los usuarios atrapados por medio de esas trampas son usuarios que, después de una mala experiencia (como recibir a diario esos correos molestos porque no te muestran claramente cómo cancelar tu suscripción), no tendrán ganas de usar tu app o visitar tu página de nuevo. Usuarios que nunca recomendarán tu marca, que hablarán mal de ella, o que sencillamente aprenderán la lección y no caerán otra vez.

Recurrir a los patrones oscuros es algo que no funciona a largo plazo (LinkedIn lo sabe). En lugar de tratar mal a los usuarios, lo que sí vale la pena es invertir en experiencias positivas que construyen lealtad y confianza genuina.

Incluso si no tienes ganas de invertir en algo auténtico, el hecho de que cada vez más personas se están educando para reconocer y evitar los patrones oscuros los vuelve poco efectivos, y los consumidores más comprometidos son los que exigen honestidad y verdadera calidad de parte de sus marcas favoritas.

Imagen destacada por Pablo Armijo

Compra fotos Capptu banner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Bitnami