Cerrar
Tendencias audiovisuales: los mundos alternos en la publicidad

Tendencias audiovisuales: los mundos alternos en la publicidad

Las situaciones construidas para fines publicitarios siempre han sido irreales. En sus inicios, la publicidad mostraba la vida perfecta que podías alcanzar si tan sólo comprabas el detergente correcto, y aunque los comerciales y campañas han cambiado con los años, siguen siendo totalmente aspiracionales. Ahora no pretenden mostrarte una vida perfecta, pero sí una en la que puedes “ser tú mismo” con la ayuda del producto: alguien más libre, único, intrépido y cualquier palabra catchy que esté de moda en el momento.

En los últimos años ha surgido otro cambio que nos recuerda nuestras tendencias evasivas. Cuando el panorama mundial se vuelve un poco oscuro con demasiadas noticias alarmantes e inestabilidad política y económica, naturalmente empezamos a necesitar descansos para no perder la cordura. Ya he escrito sobre el uso de la nostalgia por el pasado en la cultura popular y en la publicidad, pero otra forma de ofrecerle un respiro a una audiencia consternada es la creación de mundos alternos.

Comenzó, como suele pasar, en el cine y la televisión con historias que se desarrollan en lugares ficticios. Incluso cuando las historias no son felices (Westworld es un ejemplo escalofriante) sirven como alivio, porque no se refieren directamente a situaciones reales de nuestro mundo. Y ahora también podemos encontrar esos contrastes entre realidad y ficción en la publicidad.

Dos comerciales recientes, ambos dirigidos por Spike Jonze, son ejemplos de esto (admito que los elegí porque me encantan). En el comercial del HomePod, de Apple, la cantante FKA twigs actúa como una mujer ordinaria que regresa a su departamento después del trabajo. En los primeros segundos podemos ver su vida monótona, rutinaria y un poco triste, pero todo cambia cuando llega y le dice a Siri que ponga algo de música.

En ese momento empieza a sonar una canción de Anderson Paak, lo que la anima a bailar, y junto al baile se desencadena una especie de dimensión alterna dentro de su departamento. Ese espacio donde todo es interesante y colorido sólo existe mientras suena la canción, y al final regresamos a la monotonía de su espacio habitual. Mensaje: tu mundo será mejor mientras uses nuestro producto.

El comercial de KENZO World también nos enseña dos lados opuestos del personaje femenino. Lo primero que vemos es una audiencia con muchas miradas atentas y la mirada triste de una mujer joven que intenta disimular su estado de ánimo con una sonrisa. Todos escuchan un discurso, lo aplauden, y a nosotros sólo nos queda interpretar qué relación tiene ella con la persona celebrada y la situación en general.

El mundo alterno empieza a manifestarse cuando ella sale del salón y nos muestra sus verdaderos sentimientos a través de un baile agresivo, gracioso y descontrolado (y superpoderes). Mensaje: nuestro comercial es genial, expresa tus emociones comprando nuestro producto.

Además de ser muestras del lado más artístico de la publicidad, estos comerciales nos recuerdan que la creatividad puede estar estrechamente relacionada con las ganas de escapar.

Imagen destacada por: David GM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Bitnami