Cerrar
Las cualidades emocionales de los ángulos fotográficos (primera parte)

Las cualidades emocionales de los ángulos fotográficos (primera parte)

Cada fotógrafo tiene su manera predilecta de trabajar. Algunos son más metódicos y planean cada aspecto de sus imágenes antes de tomarlas, mientras otros se dejan llevar por su intuición para tomar fotos más espontáneas.

Sin importar qué tipo fotógrafo eres, nunca está demás considerar este tema: ¿Cuál es la intención de tu imagen? ¿Qué quieres que las personas sientan cuando la vean? ¿Quieres conmover, enamorar, o intimidar?

Conocer los tipos de ángulos fotográficos que existen, y cuáles son sus efectos psicológicos, puede ayudarte muchísimo a conseguir la foto que tienes en mente.

Ángulo frontal

Este ángulo nos muestra al sujeto de frente, al nivel de sus ojos. El efecto emocional de este tipo de fotografías depende de la expresión facial del sujeto, pero el ángulo frontal generalmente tiene un tono de enfrentamiento o confrontación debido a su posición.

¿Cuándo es apropiado usarlo? ¿Qué podemos lograr con esta toma? A pesar de la confrontación que este ángulo incita, también puede dar la sensación de estar a la par del sujeto, lo que nos permite identificarnos con él fácilmente.

Si el sujeto luce alegre o amigable, una fotografía con este ángulo puede establecer una conexión e incluso seducir. Así mismo, si el sujeto parece agresivo sentiremos esa amenaza emocional al ver la foto.

Una chica mira la cámara directamente.
Fotografía por: Jesús Sánchez

Ángulo picado

Para obtener este ángulo fotográfico debemos hacer la toma desde arriba. Si estamos tomando la foto de una persona, el efecto visual es similar al de una caricatura. La cabeza y los ojos se ven más grandes, y el cuerpo se ve más pequeño y delgado. El resultado puede ser humorístico e incluso estético para muchas personas (por eso tantas selfies se toman de esta forma).

En cuanto al efecto psicológico, el sujeto fotografiado puede parecernos inferior o débil porque lo estamos viendo desde un punto de vista de superioridad o mayor poder. Si tu intención es mostrar a una persona en una posición vulnerable o infantil, éste es el ángulo adecuado para hacerlo.

Chica acostada con el cabello cubriéndole la cara.
Fotografía por: Francisco Zamudio

Ángulo contrapicado

Para obtener este ángulo debemos tomar la foto desde abajo. Este ángulo fotográfico puede ser reconocido fácilmente debido a su uso recurrente en propaganda política o cualquier tipo de publicidad que desea imponer una idea de dominancia, poder y autoridad.

El uso dramático o exagerado de este ángulo hace que la persona fotografiada se vea demasiado alta y amenazante, y los que observamos la imagen nos sentiremos ligeramente inseguros o abrumados. Cuando fotografiamos objetos como edificios u otras estructuras, el efecto puede ser de fascinación y admiración.

Ardilla sobre el tronco de un árbol.
Fotografía por: Danny Reyes

Ángulo de perfil

Como su nombre lo indica, este ángulo muestra el perfil del sujeto fotografiado. Cuando vemos una imagen con este ángulo fotográfico nos preguntamos qué está observando la persona que mira hacia otro lado, y si está caminando o moviéndose, nos preguntamos hacia dónde va.

La sensación general puede ser de curiosidad o intriga, pero si el sujeto de la imagen está mirando hacia la cámara la emoción causada dependerá de su expresión. ¿Nos está invitando a caminar con él? ¿O está alejándose de nosotros tímidamente?

Una chica fuma mientras está sentada en las vías de un tren.
Fotografía por: Alejandro Serrano

 

Con el ángulo de perfil, y con todos los demás, debemos tomar en cuenta estos efectos sutiles.

Fuente

Imagen destacada por: Christian González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cerrar
Bitnami